Aprender a delegar en el trabajo provoca bienestar

El día suele estar repleto de tareas pendientes tanto en el trabajo como en el hogar. El trabajo, los amigos, la pareja, las responsabilidades domésticas  pueden colapsarnos y provocarnos malestar.  Aprender a delegar en el trabajo y en el hogar es importante para tener buena salud.

Según Fiona Parashar en su artículo Positive Psychology News Daily, hay que distinguir entre lo que solo nosotros podemos hacer y delegar en otros aquello en lo que no somos imprescindibles. La autora asegura que este tipo de decisiones nos aporta bienestar y calma.

delegar en el trabajo

“Distinguir entre lo que solo nosotros podemos hacer y delegar en otros aquello en lo que no somos imprescindibles”

Delegar es dar a otros parte de la responsabilidad y autoridad que tenemos. Hay que estar dispuesto a no tomar solo decisiones y a ceder cierta parte del control de nuestro trabajo. Permitir que otros tomen decisiones y asumirlas como propias.

Se trata de compartir el liderazgo en ciertas tareas que nosotros no podemos asumir por falta de tiempo. El factor confianza es esencial para aprender a delegar. Hay que confiar que otros están preparados para asumir ese trabajo, que lo harán con ganas y responsabilidad.

Por ejemplo, un gerente debe saber coordinar y dirigir a su equipo y permitir que sea el equipo quién ejecute. Otro error común es tener todo el día ocupado en tareas y no tomarse un segundo para reflexionar, muy importante para tomar decisiones adecuadas.

Cuando una empresa está en pleno lanzamiento, el emprendedor comete el error de querer controlar todos los procesos,  mientras que el equipo puede verse desmotivado.

delegar en el trabajoDelegar permite crear oportunidades de desarrollo a compañeros. Además, es demostrar que se tiene confianza, que se cree en el potencial de esa persona.  Delegar en el trabajo es una inversión de tiempo, de dinero, de calidad de vida y bienestar.

“Delegar en el trabajo es una inversión de tiempo, de dinero, de calidad de vida y bienestar”

No todas las personas tienen la capacidad de delegar en el trabajo o en su hogar, pero su calidad de vida se puede ver afectada. Es muy importante tener tiempo para uno mismo para disfrutar de la vida y del trabajo.